Comunicólogos todólogos, profesionistas con un amplio campo de desarrollo.

Paula Trespalacios Argain

Este 12 de mayo se celebra a los comunicólogos, también conocidos como todólogos, esto por el amplio espectro en el que se pueden desempeñar con la función primordial de informar y transmitir algo a través de los medios de comunicación.

Fue en 1982 cuando se autorizó la creación de la entonces Escuela de Psicología y Comunicación en la Universidad de Sonora, a raíz de la inconformidad de un grupo de estudiantes de la única institución que en ese momento ofrecía la carrera de comunicación, quienes no estaban de acuerdo con el nivel del plan de estudios.

Años más adelante se convirtió en Departamento y desde el inicio ha manejado cada año un ingreso de alrededor de 300 estudiantes, por lo que en los 80’s al comenzar operaciones superó las expectativas en el primer ingreso.

Perfil del comunicólogo
Jorge Estupiñán Munguía, estudiante fundador y posteriormente académico, comentó que el perfil del estudiante que ingresa a la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación debe tener la capacidad para empatizar, inquietud por la creatividad, por la innovación, por el emprendedurismo y siempre la actitud de especializarse.

“La carrera se está renovando permanentemente, de tal suerte que es imposible que cualquier universidad pueda preparar a estudiantes y en su momento egresados que respondan al perfil actual o a las demandas de la sociedad, por eso es que es importante que el egresado de la carrera se especialice, y sobre todo, que tome en cuenta hacer un posgrado, es importante que se enfoque más que nada a los lenguajes”, consideró.

Las opciones de desarrollo profesional para un comunicólogo son muy amplias, ejemplificó con producción para medios, un área que despunta ampliamente y no se ha resuelto desde el campo de la comunicación organizacional, no del todo, motivo por el que en ese campo se desempeñan profesionistas de áreas ajenas a la comunicación.

Profesión multidisciplinar en medio de una pandemia
Estupiñán Munguía consideró que a raíz del covid 19 y el confinamiento, profesionales, profesores, alumnos, egresados y toda la sociedad se vio obligada a buscar nuevas formas de comunicación por medio de la tecnología.

“Nunca habíamos visto un desarrollo como el que se presenta a partir de la pandemia, como una forma de forzar la vinculación con el otro en el momento en que estábamos recluidos en nuestros hogares y era muy difícil la comunicación cara a cara, y fue gracias a las tecnologías que se pudo resolver en parte”, explicó.

Sin embargo, advirtió que, nada va a sustituir la comunicación interpersonal que pone en operación una serie de códigos, no solamente lingüísticos, sino también códigos que tienen que ver con la entonación de la voz y los gestos.

Comunicación – periodismo profesiones de riesgo
Sobre el peligro de ejercer la profesión, el docente de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación señaló que se enfoca en la práctica periodística y de investigación.

“No podemos hablar de la carrera de comunicación en general, nos referimos, por ejemplo, a la comunicación periodística, que es una por obvias razones de las más, más difíciles, más peligrosas. Ejercer el periodismo en nuestro país cada vez es un asunto más difícil y según algunos artículos que hemos tenido oportunidad de leer, ha bajado la matrícula en las áreas de especialización en el periodismo”,

Oferta laboral
El académico, comentó que en México las primeras carreras de Ciencias de la Comunicación estuvieron enfocadas a preparar periodistas, al tiempo surgieron instituciones que preparaban exclusivamente a estudiantes para desempeñarse en los medios de difusión y fue hasta que el campo de la comunicación se consolidó que surgieron especialidades, como en el caso de la Unison que ofrece comunicación organizacional, comunicación educativa y producción en medios, entre otros.