Destacan importancia de la investigación en la formación del estudiante de derecho

Luis Mendoza

“La investigación en la formación del estudiante de Derecho como herramienta para la praxis”, fue el tema de la mesa de reflexión donde participaron Lucila Caballero Gutiérrez, académica e investigadora del Departamento de Derecho, y Yesenia Gámez Sánchez y Martín Romero Cruz, egresados de la Licenciatura en Derecho de la Universidad de Sonora.

Dicho ejercicio de reflexión y análisis formó parte del programa de actividades de la Tercera Semana Nacional de las Ciencias Sociales, convocada por el Consejo Mexicano de Ciencias Sociales, A.C. (Comecso), que se llevó a cabo del 5 al 9 de octubre, en modalidad virtual.

En su intervención, Martín Romero Cruz, quien también es egresado de la Maestría en Ciencias Sociales del Postgrado Integral en Ciencias Sociales de la Unison, compartió que años atrás realizó sus prácticas profesionales en dos proyectos de investigación que le permitieron sensibilizarse en temas donde encontró un vínculo con las problemáticas sociales, y ello le proporcionó un entendimiento real de cómo es la interpretación normativa en un ámbito social de aplicación.

Expuso que, en uno de los proyectos de prácticas profesionales de investigación en los que participó, se analizaba la tendencia de la aplicación del derecho a partir de un entendimiento de la terminología jurídica que venía del derecho norteamericano, investigación que le permitió un entendimiento real de cómo es que se da la aplicación del derecho a partir de los términos que pueden venir del derecho internacional para insertarse en la práctica jurídica y que además debe llevar un consenso de mucha reflexión y análisis.

Romero Cruz recomendó la importancia de que los alumnos de Derecho conecten con tareas de investigación, “esto puede permitir la sensibilización de un profesional del derecho hacia el ámbito social, algo que destaca en la formación de la Unison”.

Por su parte, Yesenia Gámez Sánchez reflexionó sobre el papel de la investigación en la enseñanza del derecho. Citó al reconocido jurista mexicano Fix Zamudio, y retomó su propuesta en dos sentidos: uno encaminado a la actualización de los contenidos de la enseñanza del derecho, y otro con la implementación de la investigación y sus herramientas para que de esta manera ambos abonen a una necesidad latente en la formación del estudiante de Derecho.

“Existe esta preocupación que circunda a la enseñanza en cuanto a la falta de incorporación de la investigación en los conocimientos que se imparten en la actualidad, pues todas las ocupaciones y funciones jurídicas requieren investigación para resolver problemas que se plantean en su ejercicio profesional”, explicó Gámez Sánchez, quien actualmente es alumna del Doctorado en Ciencias Sociales.

Expuso que la formación en derecho se encuentra parcelada en disciplinas y se reduce a la mera transmisión del contenido del derecho vigente; y lo anterior trae aparejado que la información adquirida pueda resultar obsoleta en razón de los constantes cambios que presenta nuestro orden jurídico actual. Esta situación se intensifica aún más cuando el estudiante de Derecho entra a un posgrado y se ve obligado a recurrir a emplear herramientas de investigación que no le son propias de las ciencias jurídicas.

“Al tratar de abonar a la solución de una problemática social compleja, el profesionista del derecho recurre a herramientas de investigación de otras disciplinas con esa intención de acercarse al fenómeno de una forma más profunda para su indagación, con la aplicación de métodos que desconoce sus bagajes epistemológicos y prácticos con fines de investigación, por no haber sido recibidos en su formación; toma prestados métodos de otras ciencias cuando se trata de un problema social complejo que involucra también la necesidad de focos de otras disciplinas”.

Concluyó diciendo que la educación impartida desde las escuelas y facultades de Derecho será un punto determinante para el futuro de las investigaciones, y que los enfoques predominantes determinarán las herramientas para la solución de problemas jurídicos del egresado, quien tratará de solucionar ese tipo de problemas con los conocimientos que él adquirió dentro de su formación.

“Hay mucha investigación en el campo jurídico, si nosotros buscamos en revistas e institutos de investigación hay bastantes áreas, lo que pasa al hacer la clasificación de las ciencias se habla de la ciencia jurídica como una ciencia normativa, y no es una ciencia normativa, sino explica a las normas, hace teorías sobre las normas y sus productos impactan en las decisiones legislativas o en tomas de decisiones de impartición de justicia”, explicó Lucila Caballero Hernández.

En su intervención, la académica e investigadora hizo referencia a aquellos docentes que despiertan el entusiasmo, curiosidad e interés por investigar; sin embargo, consideró que en la currícula de la carrera de Derecho hace falta más énfasis en docencia e investigación.

“Entre más se investiga, se puede producir un mejor conocimiento o una mejor decisión de interpretación, y esto nos lleva a una mejor impartición de justicia”, aseveró.

En referencia con la imagen social del profesional del derecho, dijo que lo que se promueve en los medios de comunicación es la figura del abogado litigante, el abogado defensor, y no se visualiza a un licenciado en Derecho en tareas de investigación.

Caballero Hernández sostiene que el orden jurídico es un objeto de estudio que tiene muchas aristas y que se puede estudiar; además, “el orden jurídico es una creación humana que es muy importante y no va a desaparecer, porque es algo necesario para la presencia del hombre en sociedad y que han evolucionado y que ya se integran órdenes internaciones, y que los constructos teóricos nos ayudan a explicarlos, conocerlos y practicarlos de mejor manera” finalizó.