Inaugura Trabajo Social el Diplomado Prevención, detección y atención de abuso sexual

Elías Quijada

En el 2019 se registró la paupérrima cifra de 3,461 denuncias relacionadas con el abuso infantil en diversas dependencias del gobierno; sin embargo, las cifras son mínimas comparado con lo que sucede en la vida real, por ello es importante que la Universidad de Sonora aborde estos temas sensibles para la sociedad y establezca propuestas basadas en la ciencia para mitigar estos problemas que afectan a la comunidad, indicó Luz María Durán Moreno, directora de la División de Ciencias Sociales de la Universidad de Sonora.

Al inaugurar el Diplomado Prevención, detección y atención de abuso sexual en niñas, niños y adolescentes, organizado por el Departamento de Trabajo Social y coordinado por la docente María Clarissa Arenas Hinojosa, la autoridad universitaria reveló que lastimosamente México tiene el primer lugar en abuso sexual, y es una problemática que afecta a los niños y familias que radican en zonas vulnerables, principalmente.

Aseguró que es importante realizar acciones de prevención, detección e intervención, características que posee el trabajo social, pues tienen experiencia para poder incidir y resolver este tipo de problemas que aquejan a la sociedad.

“Como Universidad tenemos que innovar para avanzar en este tema; es difícil porque se vincula con una violencia estructural y es cuando debemos de plantearnos líneas de acción cercanas para ofrecer acceso a la justicia para los afectados de estos delitos”, apuntó.

Por su parte, Olivia Peralta Montoya, jefa del Departamento de Trabajo Social, celebró la iniciativa de la planta docente para abordar este tema con actividades académicas que dejarán un aprendizaje significativo en los más de 30 participantes que están registrados en el diplomado.

El diplomado, con opción de titulación, concluirá el 28 de noviembre; está integrado por seis módulos y tendrá una duración de 120 horas; los participantes abordarán temas como el marco comprensivo conceptual, marco psicológico, dictámenes periciales, prevención y actuación dentro de los núcleos familiares socioeducativos, marco legal y protocolo de intervención.

El Abuso Sexual Infantil (ASI) continúa presente en nuestro contexto como una forma de maltrato que requiere de nuestra atención, es indispensable atender dicha problemática, no sólo a nivel de prevención, sino principalmente a nivel de intervención directa, precisó.

Es necesario implementar abordajes que impacten de manera clara y contundente en la prevención, detección y atención de esta problemática, por lo que es indispensable adquirir herramientas y conocer modelos aplicables en la actualidad para la atención del abuso sexual infantil, motivo por el cual la Universidad de Sonora, en coordinación con la Sociedad Mexicana de Criminología y Yaxché, A.C., ofrece la oportunidad de generar estrategias para la intervención individual, familiar y social.