Misión, visión, valores

Misión

La División de Ciencias Sociales de la Universidad de Sonora tiene la misión de formar científicos y profesionistas, técnicamente competentes y socialmente comprometidos, en las disciplinas del Derecho, la Psicología, las Ciencias de la Comunicación, la Educación, la Historia, la Antropología, la Sociología, la Administración Pública, y el Trabajo Social apoyándose en programas académicos respetuosos de las tareas sustantivas de la Universidad de Sonora, a saber, la docencia, la investigación y la difusión-extensión del conocimiento; demandando, de igual manera, el respeto para todos sus integrantes, sin distinción de raza, orientación de género, condición social, color de piel, religión, origen geográfico, opinión política, y, especialmente, sin discriminación de nadie por poseer capacidades diferentes.

Visión 2030

La visión de la División de Ciencias Sociales de la Universidad de Sonora, para el 2030, es constituirse en un referente académico dentro de la propia Universidad de Sonora, pero de igual modo en el ámbito nacional e internacional, en lo que toca a sus programas académicos, contribuyendo a alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible para nuestro planeta, tal como lo establece la agenda mundial para la educación 2030, de la UNESCO, especialmente en la declaración de Incheon, que señala como un gran objetivo: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, así como la promoción de oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

Valores

Los valores de la División de Ciencias Sociales son, en principio, los de la Universidad de Sonora:

Honestidad e integridad, respeto y tolerancia, reconocimiento y aceptación de la existencia de la diversidad en las formas de pensar y hacer de los universitarios, responsabilidad, ética, el bien común, solidaridad, responsabilidad social, equidad, justicia, sustentabilidad, autonomía, transparencia y libertad de cátedra e investigación.

Junto con las anteriores, la División de Ciencias Sociales tiene como un valor fundamental de su quehacer la idea griega  de la areté de la polis, es decir, la excelencia ciudadana, la que se sustenta, a su vez, en las cuatro virtudes cardinales: prudencia, fortaleza, templanza y justicia.

De igual modo, la honestidad intelectual, cimentada en la búsqueda de la excelencia en el trabajo cotidiano, la coherencia del discurso académico, la congruencia entre el decir, el hacer, el sentir y el pensar, constituye otro de los pilares sine qua non de la vida universitaria.