Necesario socializar legislación de atención a personas con discapacidad

Paula Trespalacios Argain

Con el fin de socializar las leyes y reglamentaciones con que se cuenta en materia de discapacidad se lleva a cabo el Seminario de Perspectiva Latinoamericana de Discapacidad y Derechos Humanos, impartido por Sandra Lea Katz, de la Universidad Nacional de La Plata, de Argentina.

Esta es la segunda ocasión en que la académica está en la Universidad de Sonora para abordar sobre el tema, en esta ocasión para el seminario que inició este marte y concluirá el jueves 24 de noviembre, a invitación del Departamento de Derecho y el profesor José Rodrigo Abril López.

La coordinadora de la Comisión Universitaria sobre discapacidad en la Universidad de la Plata, comentó que la idea es poder compartir un poco cuál es el panorama latinoamericano en las políticas de las instituciones de nivel superior en relación a la discapacidad, la cual dijo abarca varias dimensiones.

“A unos les parece que lo principal es el apoyo a los estudiantes, pero me parece que todo lo que voy a intentar compartir es sobre las políticas, la formación de nuevos profesionales con otra disponibilidad ética, pensando en si sus prácticas, sus políticas, sus clientes, sus pacientes, sus alumnos, qué pasaría si alguno tiene una discapacidad, estamos formados no estamos formados”, explicó.

Consideró que al estar en una red latinoamericana hay puntos en común y un gran compromiso ético con las poblaciones que por lo general no tienen acceso a la educación superior.

Panorama en México
Sobre México indicó que ha encontrado una gran dispersión de posiciones y que ideológicamente el país fue pionero al propiciar el trabajo que terminó en la Convención de derechos de personas con discapacidad que se aprobó en las Naciones Unidas en 2006; además de que existen publicaciones e investigaciones y lo necesario es socializarlas.

La psicóloga y maestra en Educación Física dijo que en Sonora lo que ve es un gran compromiso.

“Mucha participación de estudiantes en situación de discapacidad, con ganas de aportar, de ser parte; no desde la queja sino como actores políticos en aportar su experiencia y poder transformar, porque creemos que hay un gran desconocimiento, entonces lo que nosotros posicionamos es que la persona con discapacidad es experta en su historia pero tiene que encontrar del lado de la institución la disponibilidad de transformar juntos esas prácticas”, finalizó.