Positiva atención del Psicom al Programa Institucional de Bienestar Psicológico

Luis Mendoza

Desde el inicio del semestre en curso, el Programa Institucional de Bienestar Psicológico opera en el tercer piso del edificio 3F de las instalaciones del Departamento de Psicología y Ciencias de la Comunicación (Psicom) y se trabaja en la gestión de más espacios y recurso humano que permita brindar un mejor servicio a la comunidad universitaria, expresó Sergio Beltrán Moreno.

“Estamos en un proceso de adecuación de espacios para atender las características que requiere el programa y así poder llevar a cabo un trabajo profesional y completo; a través del Fideicomiso de Cuotas se hicieron trabajos de adecuación para que se trasladaran los psicólogos a ofrecer los servicios”, indicó el jefe del Departamento.

Adrián Chávez Cuevas, consultor del Programa, señaló que el objetivo general del programa es proporcionar al estudiante un espacio para el bienestar emocional, que también implica la conducta, sus relaciones sociales, relaciones en pareja, familia y en la comunidad.

Indicó que la atención que se ofrece es individual y grupal; para la primera, el alumno deberá hacer una cita a través del portal de alumnos, o asistir directamente al área.

Sobre la atención grupal destacó que se ofrece en varias modalidades como jornadas informativas, cursos, talleres y charlas, y con la ayuda de los coordinadores de programas académicos se definen los temas de interés para los alumnos y se establece día, lugar y hora para el desarrollo de la actividad, la cual se promueve a través de Culturest.

Chávez Cuevas refirió que existe un protocolo estandarizado de atención: “el estudiante llega, hay una primera entrevista, se identifica el problema, se establece un paquete de pruebas (personalidad, emociones, conductas de riesgo), y en función de esto se hace un diagnóstico; cuando llegamos al diagnóstico se implementa un plan de intervención, puede ser solamente con ellos o puede requerir la ayuda de otras profesiones y de otras especialidades, en función de la gravedad del problema”.

Por su parte, Beltrán Moreno señaló que en el edificio 3F está un área donde se brinda atención psicológica a la comunidad externa y ahí mismo se planea hacer una reestructuración de los espacios para que el Programa Institucional de Bienestar Psicológico atienda en un mismo lugar cada una de las etapas de protocolo de atención, dada la alta demanda de estudiantes que en los últimos meses han solicitado los servicios.

“Se tiene registro de que ha incrementado la atención psicológica porque la gente ubica el Departamento de Psicom, una de nuestras tareas primordiales será gestionar ante las autoridades universitarias la unificación de algunos laboratorios y actividades de algunos psicólogos que son técnicos académicos y se busca que sean técnicos académicos especializados”, dijo Beltrán Moreno.

El psicólogo consultor señaló que entre los problemas más comunes que se han detectado en los alumnos que se atienden en el Programa están la depresión, problemas de ansiedad, problemas de relación en el noviazgo y problemas de autoestima.

Informó que hay un acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Dirección de Salud Mental para que los alumnos que presenten algún problema serio los atiendan de manera rápida, dado que ellos únicamente hacen un diagnóstico psicológico y no un diagnóstico médico psiquiátrico.

Dicho programa se suma a los servicios que ofrece la Licenciatura en Psicología a la comunidad: Laboratorio de Entrenamiento en Habilidades Individuales y Grupales (Leigh), Laboratorio de Orientación Educativa (LOE), Laboratorio de Apoyo Integral de Atención a la Comunicad (LAIC) y Centro de Atención Telefónica de intervención en Crisis (Catic).

El Programa Institucional de Bienestar Psicológico está abierto a todos los integrantes de la comunidad universitaria y es atendido por tres psicólogos especialistas, quienes son asistidos por alumnos de servicio social, prácticas profesionales y residentes de la Licenciatura en Psicología.

Es importante destacar que cada año aumenta la estadística de nuevos casos, y en un 95% de ellos el paciente acude de manera voluntaria. El horario de atención es de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 horas.