Se necesita más para combatir la violencia contra las mujeres: Carrera Lugo

Elías Quijada

El Proyecto de Presupuesto de Egreso de la Federación (PPEF) para el año 2023 en México provee la cantidad del 2% para incentivar la pacificación de los territorios, igualdad de género, erradicación de la violencia y la discriminación en contra de las mujeres, reveló María Elena Carrera Lugo, académica de la División de Ciencias Sociales de la Universidad de Sonora.

El PPEF prevé destinar 374 mil 821 millones de pesos para la igualdad de género y la erradicación de la violencia y la discriminación, no obstante, el 86% corresponden a programas de transferencias monetarias y programas dirigidos al sector con seguridad social que no cuentan con acciones puntales para la disminución de la desigualdad entre mujeres y hombres, comentó.

Durante su participación en el Conversatorio por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, organizado por la Defensoría de los Derechos Universitarios, dijo que adicionalmente, los programas para prevenir y atender la violencia de género, la salud materna y los programas de Inmujeres representan menos del 10% del presupuesto total, por ello, se requiere analizar e incluir la perspectiva de género, alineado con metas, indicadores y resultados como prioridad en el ejercicio presupuestal.

Indicó que presupuestar con perspectiva de género implica reconocer que las mujeres, históricamente, han tenido oportunidades desiguales en el acceso de bienes y servicios, se trata de considerar que la menor participación de las femeninas en el mercado formal es producto de estereotipos y roles de género, lo que ha generado que se tengan menor acceso a los derechos humanos, servicios de seguridad social, pensiones, créditos, entre otros.

En este sentido, el presupuesto es la principal herramienta que tienen los gobiernos para llevar a cabo políticas públicas y disminuir las desigualdades estructurales, por ello, incluir la perspectiva de género en los presupuestos públicos requiere destinar recursos encaminados a disminuir y eliminar la desigualdad entre mujeres y hombres y debe permanecer a lo largo de todo el ciclo presupuestario, es decir: planeación, programación, ejercicio, seguimiento, evaluación y rendición de cuentas.

Debe haber más esfuerzo
Aseguró que las instituciones de educación superior no tienen el suficiente recurso para apoyar a las defensorías de los derechos universitarios y el Estado debe destinar recursos en programas que tengan como finalidad la erradicación de la violencia, aún cuando es menos caro prevenir que atender a las víctimas.

“Mientras que en las universidades públicas y privadas no existan más rectoras, directoras de división, jefas de departamento con formación de perspectiva de género, será difícil acceder al recurso para fortalecer la defensoría de los derechos universitarios y disminuir el acoso y violencia de las mujeres”, sostuvo.

Carrera Lugo explicó que la violencia se vive de muchas modalidades y tipos que van desde lo sexual, económico, patrimonial, psicológico hasta lo emocional y llegar al más grave que es el feminicidio, porque la víctima desarrolla el miedo al no existir instituciones o dependencias de gobierno adecuadas para atención segura.

“Solamente el 2% de los ministerios públicos en México están capacitados para atender a mujeres abusadas y violentadas, con la pandemia se pensaba una disminución de la violencia; sin embargo, las cifras se han elevado y por eso la importancia de avanzar para que el país tenga acceso a los derechos de mujeres jóvenes, niñas y adultas”, apuntó.

La académica universitaria subrayó que un alto porcentaje de mujeres en el país han sufrido violencia de género y sin el apoyo del gobierno a través del presupuesto, el problema se agudizará.

En el conversatorio también participó como ponente Urenda Queletzú Navarro Sánchez, directora de la Defensoría de Derechos Universitarios en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí; mientras que María Auxiliadora Moreno Valenzuela, titular de la Defensoría de Derechos Universitarios de la alma mater fue la interlocutora de la actividad.

Al evento asistieron de forma presencial, estudiantes de diferentes licenciaturas del campus Hermosillo, y en modo virtual se dieron cita alumnos del campus Navojoa a cargo de la académica María Teresa García Sánchez.